nature.com

Uno de los esqueletos de gato excavados en un sitio en Egipto.

Uno de los esqueletos de gato excavados en un sitio en Egipto.

© Hierakonpolis Expedition

Un nuevo estudio revela algunas ideas fascinantes sobre la historia de origen del gato, posiblemente la criatura más favorita de Internet y un compañero apreciado por innumerables seres humanos.

El paleogenetista Claudio Ottoni y sus compañeros de la Universidad de Lovaina y el Real Instituto Belga de Ciencias Naturales han estado recolectando ADN de varios sitios arqueológicos en un intento de rastrear los orígenes y los antiguos viajes del gato doméstico.

Los científicos desenterraron más de 200 esqueletos de gatos de sitios en África, Europa y el Cercano Oriente y analizaron el ADN de piel, cabello, huesos y dientes felinos que datan de hace entre 100 y 9.000 años.

El resultado? Una revelación sobre cómo los gatos se dispersaron en el mundo antiguo. Según el estudio, el gato doméstico que conocemos hoy en día se originó en el antiguo Egipto y el Cercano Oriente.

En ese entonces, los gatos tenían rayas, no manchas, estas últimas aparecieron durante la Edad Media, pero no antes. La Edad Media es también cuando el color del pelaje del gato comenzó a convertirse en una variante.

Los antiguos felinos fueron domesticados hace unos 10.000 años, en su mayoría por agricultores que deseaban ahuyentar a los roedores de sus campos. Cuando los granjeros se mudaban, los gatos se mudaban con ellos. También se extendieron por todo el viejo mundo a través del comercio, saltando en barcos para proteger las poblaciones de alimañas, y saltando de un puerto a otro, eventualmente cubriendo largas distancias y viajando a lo largo y ancho. Ahora, el gato doméstico está presente en todos los continentes excepto en la Antártida.

Todos los gatos se remontan a un Felis silvestris, también conocido como gato salvaje africano, originalmente un cazador salvaje, territorial y solitario. Tanto las poblaciones de Felis silvestris del Cercano Oriente como las egipcias, según el estudio, contribuyeron al acervo genético del gato doméstico en diferentes momentos históricos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.