¿Qué causa un infarto anteroseptal? Síntomas, tratamiento y prevención

El término «anteroseptal» se refiere a una ubicación del corazón frente al tabique, la pared de tejido que separa los lados izquierdo y derecho del corazón. Un infarto es una obstrucción del suministro de sangre a un órgano o región de tejido, que puede llevar a la muerte celular.

Conociendo la definición, es fácil entender cómo un infarto anteroseptal puede provocar un daño cardíaco permanente o incluso la pérdida de la vida.

Anatomía de las arterias coronarias

Mientras que el corazón es conocido por suministrar sangre oxigenada al resto del cuerpo, el corazón en sí también necesita su propio suministro de sangre para funcionar correctamente. Proviene de las arterias coronarias que se ramifican y abarcan la totalidad del corazón para garantizar que los músculos cardíacos bombeen de manera eficiente.

Hay tres arterias coronarias principales importantes para el suministro de sangre al corazón, pero podría decirse que la más importante es la arteria coronaria descendente anterior izquierda (DA), que se sabe que afecta a toda la parte frontal del corazón durante un infarto.

Si las arterias coronarias se bloquearan por completo por cualquier motivo, se produciría un ataque cardíaco.

En el caso de infarto anteroseptal, hay un bloqueo arterial parcial a lo largo de una de las ramas de las arterias coronarias. Esto puede dificultar que el corazón bombee sangre por todo el cuerpo.

¿Qué causa un infarto anteroseptal?

El infarto anteroseptal es una afección relativamente poco frecuente. Es diferente de un infarto agudo de miocardio o ataque cardíaco, ya que son causados por una privación completa del suministro de sangre al tejido cardíaco. Sin embargo, se ha encontrado que los infartos anteroseptales no tratados conducen a un infarto de miocardio, causando potencialmente ritmos cardíacos irregulares, acumulación de sangre y la posibilidad de desarrollo de émbolos a través de la coagulación sanguínea.

El bloqueo del suministro de sangre a las ramas de las arterias que conducen a la arteria coronaria de la DA debe tratarse con la misma seriedad que un infarto de miocardio completo. El tratamiento debe iniciarse lo antes posible para evitar daños tisulares adicionales.

Se cree que la acumulación de placa es la causa principal de los infartos. Restringen el flujo sanguíneo simplemente acumulándose en las paredes arteriales, aumentando lentamente de tamaño con el tiempo. Estas placas también tienen el potencial de romper y bloquear el flujo sanguíneo en otros lugares.

Relacionados: Hipertrofia ventricular derecha: Causas, síntomas y consejos de tratamiento para el ventrículo derecho agrandado del corazón

Factores de riesgo y complicaciones del infarto anteroseptal

Factores de riesgo

Edad: Las personas mayores de 45 años tienen más riesgo de desarrollar ataques cardíacos en comparación con las personas más jóvenes.

Presión arterial alta: Esta afección aumenta la tensión en el corazón, lo que puede dañar las arterias y aumentar la acumulación de placa, lo que lleva a un ataque cardíaco.

Tabaco: Conocido desde hace mucho tiempo por estrechar los vasos sanguíneos y aumentar el riesgo de enfermedades cardíacas.

Estrés: Esto puede aumentar la presión arterial, aumentando el riesgo de desarrollar un ataque cardíaco.

Colesterol alto: El colesterol malo o colesterol LDL puede contribuir al desarrollo de placa arterial y reducir el diámetro de los vasos sanguíneos del corazón.

Obesidad: Un fuerte factor de riesgo para una serie de complicaciones relacionadas con la salud, incluido un mayor riesgo de desarrollo de infarto anteroseptal.

Falta de ejercicio: El sedentarismo se asocia con el riesgo de obesidad, así como con un corazón débil en comparación con aquellos que fortalecen regularmente su salud cardiovascular a través del ejercicio.

Consumo de drogas ilegales: Ciertas drogas ilícitas, como las anfetaminas y la cocaína, actúan como estimulantes que pueden sobrecargar el corazón, lo que puede desencadenar un ataque cardíaco en personas que por lo demás son sanas.

Complicaciones

Arritmia: Debido a una anomalía eléctrica de la contracción de los músculos cardíacos, una arritmia puede causar ritmos cardíacos anormales que pueden ser bastante graves y, a veces, mortales.

Insuficiencia cardíaca: El daño significativo en el tejido cardíaco puede afectar los músculos cardíacos al bombear sangre fuera del corazón. Cuando esto ocurre debido a un infarto de miocardio particularmente dañino, puede ser gravemente debilitante.Ruptura cardíaca: Debido a un área del corazón que se ha debilitado con la posibilidad de romperse o romperse. Cuando esto ocurre, dejará un agujero en una parte del corazón, comprometiendo la función cardíaca o incluso siendo fatal.

Problemas de válvulas: Las válvulas son estructuras que se encuentran entre las cavidades cardíacas y los vasos sanguíneos principales. Si una válvula se daña o no funciona como debería, podría comprometer el flujo sanguíneo eficiente y afectar la presión arterial.

Relacionados: Ataque cardíaco masivo: Causas, diagnóstico y consejos de tratamiento

¿Cuáles son los síntomas del infarto anteroseptal?

Los síntomas del infarto anteroseptal se presentan de manera similar a cualquier otra afección cardíaca que afecte a los vasos sanguíneos. Sin embargo, los síntomas pueden variar de un paciente a otro. Dependiendo de las tolerancias al dolor del individuo, los síntomas del infarto anteroseptal pueden variar de leves a graves. Los síntomas comunes incluyen:

  • Dolor en el pecho
  • Molestias en el pecho
  • Sensación de plenitud en el pecho
  • Presión en el pecho

Diagnóstico de infarto anteroseptal

Un paciente suelen ir a la sala de urgencias quejándose de dolor en el pecho. Cuando el dolor de pecho se presenta a un médico, están entrenados para descartar los peligros más inmediatos primero, siendo el infarto de miocardio el primero en ser examinado. Afortunadamente, muchas de las pruebas para el infarto de miocardio y el infarto anteroseptal son las mismas.

Al llegar por primera vez al hospital, se documentará una revisión detallada de los síntomas, generalmente cuando se coloca un electrocardiógrafo (ECG/EKG). Un electrocardiograma le proporcionará al médico una descripción precisa de la actividad eléctrica de los músculos del corazón y le proporcionará información sobre dónde podría haber ocurrido el posible daño.

Un ECG se puede utilizar para detectar nuevos daños, así como daños anteriores en el corazón.

Otras pruebas de diagnóstico incluyen los análisis de sangre en busca de biomarcadores, que se liberan en la sangre después de un infarto de vasos sanguíneos dañino.

Tratamiento del infarto anteroseptal

Colocación de stent: Implica someterse a una cirugía para colocar un tubo largo y delgado llamado catéter en la arteria bloqueada para abrirla. Luego, se colocará un tubo de malla llamado stent para mantener la arteria abierta.

Cirugía de derivación: procedimiento invasivo en el que un cirujano extrae una arteria sana de otra parte del cuerpo y la vuelve a plantar en el corazón para ayudar a desviar la sangre de la arteria bloqueada.

Aspirina: Ayuda a evitar que la sangre se coagule y forme un coágulo sanguíneo que puede causar más daño a los vasos sanguíneos y al tejido de los órganos.Nitroglicerina: Se usa para ayudar a dilatar los vasos sanguíneos y es un tratamiento eficaz para tratar el dolor de pecho en afecciones cardíacas.

Inhibidores de la ECA (preventivos): Uno de los medicamentos recetados para tratar los síntomas agudos de una afección cardíaca grave, los inhibidores de la ECA son excelentes para reducir el estrés en el corazón al disminuir la presión arterial.

Dieta para infartos anteroseptales

Mantener una dieta saludable y hacer suficiente ejercicio es una de las mejores formas de reducir los infartos anteroseptales.

Reducir la cantidad de alimentos con alto contenido de colesterol, como la carne y los productos lácteos, así como otros productos de origen animal, puede contribuir en gran medida a promover la salud cardiovascular a medida que envejece.

En su lugar, intente incorporar más frutas y verduras, como col rizada, espinacas, arándanos, plátanos, aguacates y mangos. Sin embargo, es importante tener en cuenta que, a pesar de ser saludables para usted, estos alimentos, especialmente las frutas, contienen muchas calorías que podrían contribuir a su riesgo de obesidad.

Los infartos anteroseptales pueden afectar gravemente su calidad de vida e incluso llegar a ser mortales si no se tratan de inmediato. Sin embargo, si hiciera más ejercicio e incorporara hábitos alimenticios saludables a su vida, se daría la mejor oportunidad de ayudar a evitar infartos anteroseptales y complicaciones cardiovasculares.

Relacionados: Agrandamiento del corazón (cardiomegalia): Causas, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.